cheap classic pack cost online

Trillizos: y por fin llegaron a nuestras vidas…!!!

Creo que lo que tiene que pasar,
va a pasar en el momento que tenga que pasar,
ni antes ni después.

Yo quería ser mamá,
pero parece que tenía que esperar…

Pasé por todas las instancias de tratamiento de baja complejidad,
fui a un centro de fertilización muy «importante», me hice varios tratamientos para luego enterarme, en una ínter consulta, que el diagnóstico estaba mal.
Por más tratamientos que me hicieran, nunca iba a quedar embarazada si no me operaban de un Pólipo que actuaba como un » espiral» ( esto se podía deducir de un estudio que me hice y ningún médico le había dado importancia).

Con un médico muy recomendado me dejé llevar y me puse en sus manos para que me operara. La operación salió muy bien.
Me hice varios tratamientos sin tener éxito.
Recuerdo que en una de las tantas consultas me puse a llorar y le dije a mi médico:
«Qué más tengo que hacer? Decímelo y lo hago.
Si me tengo que preparar de otra manera, si me tengo que tomar vacaciones para llegar más tranquila decímelo,
pero este es el último tratamiento que me hacés y en este quedo embarazada».
Me habló de una persona que hacía acupuntura orientada a la fertilidad, que era algo que recién se estaba comenzando a hacer…
Averigué un poco sobre este tema , fui a ver a la persona que hacía este tipo de » terapia», fui algunas veces a verla, logró bajarme varios cambios, conectarme conmigo, conectarme con mi maternidad y hacerme imaginar como me veía embarazada. Una música acompañaba estos encuentros, una música que escuchaba todas las noches y que la seguiría escuchando por meses…
El día de la transferencia esta persona estuvo conmigo en el momento previo,
la música y su tratamiento hizo que ingresara al quirófano muy relajada, muy entregada y con la convicción que, esta, sería la última vez.
Me tomé unos días en el trabajo luego de la transferencia, tal como habíamos quedado con el médico.
Hice vida normal, me encontré con amigas, hice lo que tenías ganas de hacer. Estaba muy tranquila y con otra actitud.
A los 15 días me saqué sangre y a la tarde tenía que llamar al laboratorio para que me dieran los resultados.
Esta vez le pedí a mi esposo que llamara él. Quería regresar del trabajo y recién en ese momento llamar al médico con los resultados en mano. Mi esposo obviamente no aguantó y me llamó al trabajo, algo le decía que estos números era diferentes a los resultados anteriores.
Guardé toda mi ansiedad hasta terminar mi jornada laboral y, cuando estuvimos en casa llamé al médico para pasarle los resultados:
Positivo!!!

Esa palabra que recé y ansié escuchar durante años había llegado a mis oídos.

Yo no se si fue el tratamiento con acupuntura, o si fueron las vacaciones que me tomé.
De lo que estoy segura es que ese tratamiento lo viví de una manera totalmente diferente, con mucha tranquilidad y seguridad que «esta vez iba a ser» ,
porque esta vez estaba totalmente preparada para ser mamá,
tan preparada estaba que D´s puso en mi vientre a mis tres hermosos hijos.

Todo pasó en el momento que tenía que pasar,
ni antes ni después.

Foto: soymultimama. Se prohíbe su utilización total o parcial.


Compartir:

Etiquetas: ,

Categorías: Mi historia


Dejá tu comentario

Nuestra Fan Page en Facebook!

Archivo