cheap classic pack cost online

El sueño de los bebés

El sueño es el estado natural del recién nacido. La mayor parte del tiempo duerme; se le caen los párpados cuando está cansado y se despierta cuando tiene hambre, que es la causa principal de sus despertares. Es bueno que duerma tanto, ya que durante el sueño se segrega la hormona, llamada somatotropa, que le ayuda a crecer. El recién nacido duerme lo que necesita; no sabe mantenerse despierto, porque quiere ni sabe despertarse porque le apetece. Por ello se duerme esté donde esté. En realidad no debes preocuparte por su sueño, es para él un estado de lo más natural.
Sin embargo, seguramente conocerás las noches en vela y te acusa el cansancio en los primeros meses. ¿A qué se debe? El recién nacido todavía no tiene el ritmo de vigilia y sueño como nosotros; puede que tenga el ciclo del ‘sueño invertido’: duerme horas seguidas durante el día y se despierta a menudo por la noche. No es difícil cambiarle a nuestro ritmo: a dedicar más tiempo a las tomas diurnas, despertándole del todo y a realizar las nocturnas con menos tiempo y en la penumbra, se dará cuenta que la noche es para dormir. Pero hay otra razón por lo que sufres noches interrumpidas: acostumbrado al seno materno, donde disponía continuamente de la alimentación, no es capaz de aguantar muchas horas sin tomas. Lo normal es que pida una toma cada dos a tres horas. Pero esto irá cambiando a medida que vaya creciendo.

TRUCOS PARA AYUDARLE A DORMIR:
0 – 6 MESES:

– Acostalo en la postura que más le guste, o bien de lado, o boca arriba. Y respeta su sitio preferido: algunos bebés prefieren el moisés antes de la cuna por su espacio reducido.
– Le gustará oír el tic-tac de un reloj, ya que le acuerda de los latidos cardíacos. Si pones un pañuelo tuyo en su cabezal, olerá un perfume familiar.
– Si tu bebé se despierta fácilmente de los sonidos, procura que el ambiente sea tranquilo. Sin embargo, la mayoría de los bebés tolera bien los sonidos de la casa, como el teléfono, la aspiradora y no hay inconveniente que duerman en el living durante el día.
– A veces el bebé se despierta por sus propios movimientos incontrolados (se mueve los brazos y piernas). Espera un poco antes de acudir. Es posible que se duerma sin más. Si el llanto incrementa en intensidad, debes acudir.
– Colocá un peluche en su cuna. Es posible que se convierta en su mascota (objeto transicional), que le ayudará a superar la separación.
Con mellizos, gemelos, trillizos o más este tema se vuelve más arduo, los bebés se pueden despertar al mismo tiempo o a diferentes horas. En cualquiera de los dos casos resulta agotador.Es aconsejable que te turnes con tu pareja o, si está dentro de tus posibilidades económicas, que tengas una persona que te ayude de noche.


Compartir:

Etiquetas: ,

Categorías: Bebes Prematuros


Dejá tu comentario

Nuestra Fan Page en Facebook!

Archivo