cheap classic pack cost online

Agradecemos a las nutricionistas de Anuti  la nota que nos enviaron de Marisol Díaz- Jessica Lorenzo. Cocina en miniatura.

LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Es el período durante el cual se comienza a dar a un bebé otros alimentos o líquidos junto con la lactancia materna, sin desplazarla.

¿CUÁNDO COMENZAR?

El rango óptimo es entre los 6 a 24 meses de vida, continuando con la lactancia materna hasta los 2 años o más. En ésta etapa se produce la maduración digestiva, renal y neurológica que los bebés necesitan para incorporar los alimentos.

Antes del 6° mes los bebés no necesitan y no están preparados para recibir alimentos; podría ser perjudicial para su salud.

¿CÓMO COMENZAR?

Con comidas que sean preparadas en el hogar.

En aquel momento que los padres puedan sentarse y disfrutar junto a su bebé.

Se deberá ofrecer un alimento por vez y en forma gradual, para detectar alergias e intolerancias gastrointestinales. No suspenda un alimento por producción de gases en el niño, dele tiempo al tubo digestivo de adaptarse y vuelva a ofrecer ese alimento en 2 o 3 días.

Comenzar con consistencia blanda o semisólida (papillas, puré). Al 8° mes introducir alimentos que pueda tomar con las manos o cortarlos en bastoncitos. Antes de los 10 meses, incorporar alimentos más grumosos o sólidos. Ya al año puede recibir la misma consistencia que el resto de la familia.

¿CUÁNTO DEBE DARLE?

La cantidad de alimento que tolera un lactante tiene relación con su tamaño. Una regla práctica es:

Cantidad total de comida= 30 X Peso del niño (Kg.)

Ej.: bebé de 7 Kg. podrá consumir como máximo 210 g por comida incluyendo bebida, comida y postre.

Los primeros días se maneja una sola comida por día (almuerzo o cena) que no reemplace una toma de leche porque quizá consuma 2 o 3 cucharadas durante la primera semana. Cuando el volumen sea mayor, entonces reemplazar la toma de leche y aumentar a 2 comidas por día.

RECHAZAR LOS ALIMENTOS

Inicialmente el niño puede rechazar los alimentos porque perdura el reflejo de protrusión: es el movimiento involuntario de la lengua hacia adelante que le sirve para lactar y expulsa los alimentos. Otro motivo es la Neofobia: rechazan los alimentos en los primeros intentos, no es patología, es parte del aprendizaje. Al no ser reconocido como la comida habitual el niño se niega a la ingesta.

Hay que vencer la neofobia con la reiterada exposición a los alimentos rechazados, se debe ofrecer al niño al menos 10 a 15 veces el alimento que rechazó variando la forma de preparación; sin dar segundas opciones y el niño termina aceptándolo.

  • La aceptación a los alimentos se va desarrollando y modificando durante los primeros años de vida.
  • La historia alimentaria de los niños es un aspecto fundamental en la formación de buenos hábitos en la alimentación y es en éstas primeras etapas donde se van a afirmar las preferencias o aversiones.

.

Anuti: 4964-4254/ 3530-4020

www.anuti.com.ar

 

Foto:photo credit: <a href=»http://www.flickr.com/photos/nombrilista/7276361216/»>nombrilista</a> via <a href=»http://photopin.com»>photopin</a> <a href=»http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.0/»>cc</a>


Compartir:

Etiquetas: ,

Categorías: Nutrición


Dejá tu comentario

Nuestra Fan Page en Facebook!

Archivo